Skip to content

Martín Parlato: Cómo cambiar el mundo desde una página web

Martín Parlato tenía una buena idea escrita en un papel, era el esquema principal de lo que luego llamó Posibl. Lo llevó consigo a un encuentro con dos de sus amigos en un bar sin saber que así nacería una propuesta formal que iría en la búsqueda de inversores.

Al hablar con él es imposible no hacer referencia a su vida personal, al menos aquella que él comparte con orgullo, y en la que la figura de su padre toma protagonismo aun cuando falleció siendo él muy chico. Esta ausencia y una infancia humilde no han sido impedimentos para salir adelante. En sus palabras: “Hay que hacerlo como lo dice la letra de The Beatles, Toma una canción triste y hazla mejor”, y agregó con ello cómo nació Posibl. en su mente “Me empecé a preguntar sobre el mundo que tenemos y el que desearía tener. Para lograr cambios hay que confiar en la gente. Yo confío en la palabra”.

A la Universidad del Ser Humano se le sumó un título universitario como Administrador de Empresas, en donde cosechó las primeras relaciones formales que más tarde le darían forma a Posibl. Mientras que llegara el momento de ver crecer sus ideas trabajó como Asesor Financiero de una empresa, en donde encontró las herramientas necesarias para soltarse y comenzar su propio camino.

Héroes: En una conversación con Martín, nos cuenta sobre Posibl., su etimología y su razón de ser.

Martín: “El nombre resume una forma de vida y una premisa en la que creemos todos los que formamos la compañía: No existen los imposibles. Y no hay límites para el corazón humano. Todo aquello que podamos imaginar, podemos lograrlo. Desde la gramática, al ser una compañía nacida en Estados Unidos pero con corazón argentino, Posibl. es el resultado de la combinación de la palabra posible en inglés y español. Lleva un punto final en el nombre porque los sueños deben tener un comienzo y un fin, de lo contrario seguirán siendo imposibles, y eso es algo que no nos define”.

“La propuesta nació como una plataforma web en la que la gente podía crear su perfil y escribir un sueño o una intensión y entre toda la comunidad que la integraba buscarían la forma de hacerla realidad. En pocos meses se generaron cientos de perfiles, pero aun cuando la gente confiaba en la plataforma y se comenzaban a concretar los primeros sueños, no encontraban la forma de monetizar la idea y de esa forma generar propuestas de impacto social, y no solo sueños individuales”, continuó Martín.

Héroes: Fue así como decidieron renovar el perfil de la plataforma y, en lugar de contar las historias, empezaron a empoderarlas buscando que otras personas se sumen para ser parte de la acción de impacto social que pueda mejorar la convivencia en este planeta.

El sector empresarial y los inversores pusieron el ojo de una startup que estaba haciendo ruido con sus “buenas intenciones”, lo que venía muy bien para un ambiente tan frío con ansias de ganar algo con el slogan humanitario. Martín tuvo entonces la misión de encontrar en las personas una “empatía necesaria como para compartir valores y la voluntad de las personas de querer cambiar la realidad”, según sus palabras.

Acerca de cómo emprender en Argentina, su recomendación fue, sin dudas, “hacer”.

Martín: Para que el quiera emprender primero que sueñe y en grande. Segundo que este convencido que esa aventura es posible. Pero por sobre todas las cosas que haga, que no se quede en la queja o el lamento. Hacer e incomodarse. Incomodarse mucho. Si estas cómodo, no estás haciendo los suficiente para hacer tu sueño realidad. Y algo más, le diría que sea muy honesto consigo mismo. Estoy convencido (a pesar de que está de moda emprender), esto no es para cualquiera, y tampoco para todos”.

“Emprender es algo muy especial y solo aquellos que están dispuestos a vivir en una montaña rusa pueden comprender o aceptar. Ser honesto con uno mismo y preguntarse si está dispuesto a vivir algo así, es muy importante. Nadie es menos por no ser emprendedor. Todos somos importantes en el rol que tengamos en la vida. Los rompecabezas funcionan con piezas diferentes. Asique si alguien siente que no está hecho para eso, simplemente que de lo mejor de sí mismo en lo que hace, y estará haciendo la diferencia también.”, contó Parlato.

El alcance del buen contenido

El contenido en Internet es una herramienta valiosa para el marketing, sin embargo, pocas empresas se pueden dar el lujo de no utilizarlo, sino más bien ponerlo en el tablero para que por sí solo genere algo en las personas. Esa es la intensión de Posibl. que hoy posee contenido difundido por medios como CNN, NBC, Telemundo, Univisión o Fox News, además de que Martín Parlato ya es un orador indiscutible de las charlas TEDx.

El objetivo principal no sólo es que otras personas lean y conozcan lo que sucede en alguna parte del mundo, sino que forme parte de la acción, que haga algo con esa información, que sea movilizado a hacer. Así es como Posibl. logró concretar sueños individuales, como el de un niño internado que quería conocer a Riquelme, o acciones de impacto social como las historias de un grupo de voluntarios de Mozambique.Todos pueden colaborar de alguna forma, informándose, compartiendo la información, con dinero o con sus conocimientos.

Incluso Martín se involucra en las propuestas.

Martín: Al respecto, de manera directa o indirecta, estoy involucrado. Estoy convencido que no podemos desconectarnos de la realidad que tanto nos duele. Nuestra capacidad de permanecer humanos y empáticos a los problemas del mundo, es el arma que tenemos para combatir esos problemas y poner nuestra voluntad (que es nuestro mayor recurso) en movimiento”.

Héroes: Entonces preguntamos si es verdad que se puede cambiar el mundo con su propuesta, con contenido.

Martín: “Hemos hecho muchísimo. Siento que lo hemos logrado. Hemos cambiado muchas vidas, que es lo más importante al final del día. Y hemos motorizado en muchas oportunidades el inconsciente colectivo o movido agendas muy difícil, como son las agendas de empresas, organismos internacionales o incluso gobiernos. Desde ya, queda mucho por hacer. Muchísimo. Los problemas del mundo son inmensos. Seria ridículo pensar que uno va a cambiar el mundo solo. Nosotros podemos hacer la diferencia dejando de ser indiferentes al dolor ajeno y activando nuestra voluntad. Cada acto y cada gesto en esa dirección cambian el mundo y suma su grano de arena.”

Héroes: Si ustedes se preguntan si Martín Parlato se adjudica el título por estos logros, pues debo decirles que no. Él mismo lo dice.

Martín: “El cambio total lo construimos entre todos. No tiene dueño. Pero es importante entender que los problemas del mundo son los problemas del espíritu humano. Entonces tenemos que trabajar en eso, en el corazón de las personas, de las organizaciones, para sanar por dentro y proyectar lo mejor hacia el mundo.”

Héroes: Lo que sí debería adjudicarse Martín, es haber logrado sembrar esta semilla en Internet, hacerla crecer día a día y encontrar cada vez más personas con la misma intensión.

 

Martín, emociona con su historia de vida